Cómo exfoliar la piel correctamente

Como exfoliar la piel

Desde cargarse de antioxidantes hasta invertir en el rejuvenecimiento cutáneo con láser, hay muchas maneras de obtener la piel suave, brillante y saludable que todos deseamos. La exfoliación sigue siendo una de las mejores formas de mejorar la textura y el tono de la piel, y es algo que todos podemos hacer en casa. Sin embargo, también es fácil exagerar exfoliando con demasiada frecuencia o usando el método incorrecto para tu tipo de piel.

En esta guía definitiva, descubra por qué es tan importante y cómo exfoliar su piel adecuadamente con estos consejos.

¿Qué es la exfoliación?

La exfoliación consiste básicamente en eliminar las células muertas de la superficie de la piel. Odio llamarlos ‘muertos’ porque ahora sabemos que están muy vivos, pero, de todos modos, es la eliminación de la capa superior de la piel. Puedes usar un exfoliante químico o físico. Una exfoliación química utiliza alfa-hidroxiácidos (AHA), beta-hidroxiácidos (BHA) o enzimas para aflojar la sustancia similar al pegamento que mantiene unidas las células muertas de la piel. Un exfoliante físico (también conocido como «exfoliante manual») utiliza una herramienta, líquido, gel o exfoliante.

Por qué deberías exfoliar tu piel

Tu piel se está reparando y reemplazando constantemente. Debido a esto, puede quedar con capas sobre capas de piel muerta por todo el cuerpo. Aquí hay 5 beneficios clave de la exfoliación, que ayudan a dar paso a una piel más brillante y suave:

  1. Desvanece las manchas de la edad
  2. Hace que las líneas finas y las arrugas se vean menos visibles.
  3. Permite una mejor absorción de humectantes, antioxidantes y sueros potenciadores de colágeno.
  4. Destapa tus poros
  5. Minimiza el tamaño de los poros y las cicatrices superficiales

Es importante porque ayuda a descomponer algunas de las células de la superficie superior que contribuyen a la falta de brillo, la sequedad y la apariencia de ‘piel envejecida’. Las manchas marrones también mejoran porque algunas de esas células superficiales ‘muertas’ son las que albergan parte del pigmento.

Si bien una piel más brillante es ciertamente una ventaja, la exfoliación también puede ayudar a mejorar la salud de su piel. Si su piel está plagada de células muertas, es posible que sus productos para el cuidado de la piel no puedan penetrar y hacer su trabajo. En esencia, también permite que sus productos funcionen de manera más efectiva. Al eliminar la capa superior de la piel, está facilitando que sus tratamientos tópicos se hundan profundamente debajo de la superficie donde podrían marcar una diferencia real.

Finalmente, si tienes una piel propensa al acné, la exfoliación puede ayudar a despejar los poros obstruidos, que a menudo provocan brotes, y minimizar su tamaño. También puede ayudar a desvanecer las cicatrices del acné más rápido al acelerar la renovación de las células de la piel y estimular la producción de colágeno.

Tipos de exfoliantes

Entonces, ahora sabemos lo importante que es exfoliar, pero hay algunas cosas que debemos considerar cuando se trata de cómo hacerlo. De hecho, hay dos formas de exfoliar la piel: la exfoliación química y la exfoliación manual. Aquí explicaremos qué es cada uno con más detalle, así como también te ayudaremos a decidir cuál funcionará mejor para ti.

¿Qué es la exfoliación química?

La exfoliación química usa ‘químicos’ para descomponer las células superficiales de la piel. Como regla general, la piel muy sensible y propensa al acné responde muy bien a los exfoliantes químicos, ya que es menos probable que causen irritación. Además, los exfoliantes químicos son buenos porque por lo general no es necesario frotar y obtienes el beneficio de algo como el ácido glicólico, que puede estimular la producción de colágeno y desencadenar otras vías antienvejecimiento. El ácido salicílico se dirige a las glándulas sebáceas, lo que puede mejorar el acné.

Si prefieres un exfoliante químico, entre los tipos más comunes se encuentran los alfa-hidroxiácidos (AHA) y los beta-hidroxiácidos (BHA). Tanto los AHA como los BHA funcionan combinándose con los lípidos estructurales del estrato córneo (la capa más externa de la piel) y disolviéndolos para que las células muertas de la piel se desprendan.

Betahidroxiácidos (BHA)

Al igual que los AHA, los BHA ofrecen una exfoliación química ligera. En general, los BHA (el tipo más común es el ácido salicílico) son un tratamiento más efectivo para la piel propensa al acné. Son un derivado sintético que proviene de la misma fuente que la aspirina.

Alfahidroxiácidos (AHA)

Los AHA se encuentran entre los tipos más comunes de exfoliaciones químicas ligeras. La familia de ácidos AHA se deriva de fuentes naturales, como frutas, leche o azúcar. Dos de los más utilizados en productos para el cuidado de la piel en la actualidad son el ácido glicólico (hecho de azúcar) y el ácido láctico (hecho de leche). Los exfoliantes faciales a base de AHA son una excelente opción para las personas con piel grasa.

Enzimas

Si tienes una piel muy sensible, a menudo se recomienda buscar exfoliantes faciales a base de enzimas. Estas enzimas provienen de una fuente natural, como las frutas, y funcionan de la misma manera que los exfoliantes a base de ácido, pero a un ritmo mucho más lento, lo que permite un proceso de exfoliación extremadamente seguro y suave.

¿Qué es la exfoliación física?

La exfoliación física (o manual) utiliza una sustancia dura para eliminar manualmente las células muertas de la piel. Un método implica el uso de un líquido, gel o exfoliante con gránulos como microesferas o azúcares. Otro usa una herramienta para el cuidado de la piel, como una esponja, una toalla o un cepillo. La exfoliación manual es básicamente una exfoliación mediante el “fregado”, y por lo general [se realiza] con limpiadores en perlas.

A pesar de sus diversos beneficios, algunos pueden encontrar que frotar la piel no les conviene. El problema con la exfoliación manual es que las personas pueden frotar demasiado fuerte o demasiado, y la acción combinada de frotar y las perlas puede provocar irritación de la piel y la ruptura de la preciosa barrera de la piel. Una vez que esto sucede, es posible que tenga dolor en la piel o experimente brotes y erupciones cutáneas. A todos nos encanta la sensación de los exfoliantes, y pueden funcionar bien cuando se hacen bien, pero es muy importante no exagerar y utilizarlo con cuidado.

Si opta por un exfoliante físico, el mejor producto para usted depende en gran medida del grosor y la sensibilidad de su piel. Es importante recordar que se pueden usar muchos tipos de partículas para la exfoliación, y que los productos principales abarcan una selección amplia y variada.

Gránulos más grandes

Las personas con tez más grasa tienen glándulas sebáceas más grandes, lo que hace que su piel sea más gruesa y más capaz de tolerar partículas más grandes y abrasivas, como la piedra pómez o los cristales de óxido de magnesio.

Gránulos más pequeños

Las personas con piel más seca y sensible generalmente deben usar productos con gránulos más pequeños, como cristales de rubí y perlas de jojoba. Las perlas de jojoba, derivadas de las semillas de la planta de jojoba, son pequeñas y uniformes en tamaño y forma, por lo que es menos probable que irriten, corten o raspen la piel. Esto disminuye el riesgo de pequeños desgarros en la piel.

Semillas y Cáscaras de Nuez Trituradas

Es importante darse cuenta de que ciertos ingredientes, aunque naturales, pueden no ser apropiados para tu tipo de piel. Algunos productos naturales, como cáscaras de nueces trituradas, conchas marinas, semillas y huesos de frutas molidos, tienen bordes desiguales y formas irregulares que pueden dañar la piel sensible. El mejor exfoliante es el que elimina eficazmente la capa más externa de la piel, pero, al mismo tiempo, es suave.

Cómo exfoliar tu rostro

La forma correcta de exfoliar dependerá de si estás usando un exfoliante químico o físico. Una vez que haya determinado esto, simplemente siga los pasos apropiados a continuación.

Si estás usando un exfoliante químico:

  1. Lávese la cara con un limpiador regular.
  2. Si su exfoliante químico viene en forma de un paño o almohadilla prehumedecidos, o una fórmula de gel o suero, aplíquelo en toda la cara, el cuello, el escote e incluso en la parte superior de las manos.
  3. Espere unos minutos para que su exfoliante químico se absorba por completo en la piel antes de pasar al siguiente paso de su régimen, que puede ser un tratamiento de suero o crema.

Tenga en cuenta que hay algunos exfoliantes químicos que a menudo se denominan exfoliante facial

Estos se usan de manera similar a una máscara y deben enjuagarse después de unos minutos. Siempre revise la etiqueta de su producto para asegurarse de que está usando el exfoliante correctamente.

Si estás usando un exfoliante físico:

  1. Comienza por lavarte la cara con tu limpiador habitual.
  2. Luego, tome una cantidad del tamaño de un cuarto de su exfoliante facial y aplíquelo en la cara con movimientos circulares, evitando el área de los ojos.
  3. Masajee suavemente el exfoliante sobre la piel durante el tiempo que recomiende su producto específico, generalmente de 30 segundos a un minuto completo.
  4. Luego, enjuague con agua tibia y toque suavemente su piel con una toalla limpia.
  5. Siga con una mascarilla hidratante, suero o crema.

Cómo exfoliar tu cuerpo

Una vez que te hayas exfoliado la cara, es probable que quieras continuar con el resto del cuerpo. Estos son nuestros consejos para cubrir la zona del bikini, las piernas y los pies.

Bikini: no te sorprenderá que el área del bikini pueda considerarse una piel sensible y, como tal, no querrás hacer nada que pueda agravarla. Si quieres usar un exfoliante manual como un exfoliante, te recomendamos tomar un producto para pieles sensibles y frotar suavemente a lo largo de la línea del bikini antes de dejarlo reposar durante unos minutos. A continuación, enjuague con agua tibia. Si está usando un exfoliante químico, simplemente masajee la piel. Continúe con un humectante sin fragancia.

Piernas: mientras las células de la piel se reponen mensualmente, una exfoliación suave de las piernas puede ofrecer una piel más suave, una mejor circulación e incluso mejorar la celulitis. Comience usando un cepillo seco con una presión suave, luego pase a su exfoliante. Si está usando un exfoliante químico, simplemente masajee su piel. Para un exfoliante físico, como un exfoliante, frótelo en las piernas con movimientos circulares mientras se ducha, luego enjuague suavemente con agua tibia.

Pies: las plantas de los pies tienden a albergar las zonas más ásperas de la piel del cuerpo, por lo que requieren un poco más de cariño cuando se trata de exfoliar. Si se ha hecho una pedicura antes, sabe que la exfoliación física (exfoliantes, piedras y limas) puede ser una forma efectiva de suavizar los talones ásperos. Sus pies también pueden beneficiarse de la exfoliación química. Todo lo que tienes que hacer es remojar tus pies en agua tibia durante una hora, mientras tus pies absorben los ácidos glicólico, málico y láctico. Luego, dentro de unos días, sus pies comenzarán a mudar una capa de piel, revelando pies suaves como los de un bebé.

¿Con qué frecuencia debo exfoliar?

Por lo general, se recomienda exfoliar una o dos veces por semana. Esto se debe a que exfoliar con demasiada frecuencia o con demasiada fuerza puede causar microdesgarros en la superficie de la piel y dañar la capa protectora de la piel. Si usa algo con demasiada frecuencia, su piel se lo hará saber. Ella continúa diciendo que puede mostrarse en forma de enrojecimiento, pequeños bultos, aumento de los brotes, escozor y ardor. Si tienes acné inflamatorio, rosácea o piel hipersensible, te recomendamos preguntar a tu dermatólogo qué exfoliante usar y con qué frecuencia usarlo. 

Cómo exfoliar diferentes tipos de piel

Todos los tipos de piel pueden y deben exfoliarse, pero puede haber algunas diferencias en cómo hacerlo. Si tienes la piel seca o sensible, empezaría con un producto de enzimas de frutas o ácido láctico o mandélico, en lugar de ácido glicólico. Si eres propenso al acné, el ácido salicílico y mandélico son tus aliados. Los tipos de piel más oscura deben tener cuidado de frotar demasiado o usar un producto que sea demasiado fuerte para ellos. La sobre exfoliación puede provocar inflamación y esto puede desencadenar las células productoras de pigmento y provocar hiperpigmentación.

Y para finalizar, hidrata bien tu piel luego de realizarte una exfoliación.

Aquí te dejamos un link para que puedas realizar tu exfoliante casero. Nos gustaría que nos dejes tu opinión a cerca de si utilizas los exfoliantes de forma recurrente y los incluyes en tu rutina de skin care.

INICIO

Te podría gustar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies